CPEP 1 OCTUBRE

Ser fieles
Sin una rigurosa honestidad, no nos recuperamos de la compulsión de comer. Necesitamos ser honestos acerca de lo que comemos y cómo nos sentimos. En el pasado, enterrábamos el dolor bajo betún de azúcar y tratábamos de ahogar nuestras inadecuaciones en un mar de carbohidratos. Ha llegado el momento de lidiar con la verdad.
Solos, no somos tan perceptivos para ver la verdad, ni tan fuertes para soportarla. Es a través de nuestro Poder Superior y de la membresía dentro de CCA que vamos siendo capaces de volvernos fieles a lo mejor que hay dentro de nosotros. Admitimos que habíamos estado viviendo falsamente, y le entregamos a Dios nuestras vidas empañadas para que las limpie. Su espíritu es verdad y la luz de esa verdad es lo que necesitamos para nuestra recuperación.
Nuestro Poder Superior nos enseña a ser honestos paso a paso, a medida que vamos estando listos para el progreso. Cada día nos ponemos más en contacto con nuestro verdadero yo, con lo que cada día se incrementan nuestras fuerzas. Ser honestos nos libera de la compulsión de comer y de los falsos valores, esperanzas y expectativas que nos inhibían.
Condúceme a la verdad.
comentario 2014
estoy empezando a aprender a ser honesta, y me voy dando cuenta de lo deshonesta que he sido a lo largo de toda mi vida, y todo ha sido debido para salvar a mi ego, mi autoestima era tan tan baja que necesitaba mentir a los demas, ademas de que mintiendoles me ayudaba a no enfrentar mis problemas, al no verlos me ahorraba ansiedad y eso a corto plazo me hacia sentir bien, la dichosa gratificacion inmediata

Facebook
Instagram
error: Content is protected !!