CPEP 28 DICIEMBRE

Para minimizar la tentación
Hay cosas que podemos hacer para minimizar las tentaciones que nos rodean. Constantemente estamos expuestos a anuncios de comida si vemos la televisión o leemos revistas. La mayoría de nosotros necesitamos invertir cierta cantidad de tiempo comprando y preparando comida. Por lo general, las reuniones sociales implican la presencia de refrigerios. Todo este contacto con la comida puede ser incómodo para los comedores compulsivos si no encontramos una manera de minimizarlo.
Una buena idea consiste en saltarnos las secciones de cocina de las revistas que leemos. Pensar innecesariamente en la comida sólo sirve para intensificar nuestra obsesión. Alejarnos de la televisión durante un anuncio de comida es una manera de minimizar este tipo de tentación. Las compras de víveres se hacen más rápido si anotamos en una lista todo lo que necesitamos y así, pasamos únicamente el tiempo indispensable en la tienda de abarrotes. La preparación de la comida debe simplificarse para que uno pase menos tiempo en la cocina, y no más. En las fiestas, podemos concentrarnos en la gente y en la conversación en vez de en la comida.
La mejor manera de manejar la tentación es recordar que somos comedores compulsivos y que nada vale la pena para que activemos nuestra enfermedad.
Guíanos para evitar la tentación.

Deja un comentario

Facebook
Instagram
error: Content is protected !!