CPEP 12 AGOSTO

El faro de luz
Cuando en ocasiones nos sentimos cansados, deprimidos, felices o confundidos, mentalmente no nos sentimos a gusto, a sabiendas de que algo está mal, aunque somos incapaces de definir el problema. Nuestro primer pensamiento puede ser comer algo, pero ya sabemos que eso nos lleva directo al desastre.
Los comedores compulsivos tenemos un faro de luz que nos guía en esos momentos de oscura confusión. Es nuestro compromiso con la abstinencia. No importa cuán confundidos estemos, podemos recordar que la abstinencia es lo más importante en nuestra vida, sin excepción. Pase lo que pase, no estaremos perdidos si nos aferramos a nuestra abstinencia. Después de ese compromiso siguen todos los demás. Mientras no comamos en exceso, seremos capaces de encontrar el camino para salir de una situación difícil.
Nuestro Poder Superior nos da ese faro de luz de la abstinencia y con él nos guía fuera de nuestras confusiones. Esperar pacientemente hasta que podamos ver claramente su voluntad nos libra de perdernos en las tinieblas del egocentrismo.
Gracias por el faro de luz de la abstinencia.
 

error: Content is protected !!
es_ESSpanish